Inés Castel-Branco, ilustradora y editora de Petit Fragmenta

Inés Castel-Branco, ilustradora y editora de Petit Fragmenta

Inés es una de esas personas que podríamos llamar polifacética, arquitecta de formación, creativa por definición y editora e ilustradora por profesión. La entrevistamos pocos días antes de Sant Jordi.

 
fragmentaeditorial.jpg

 

Petit Fragmenta nació a partir de la Editorial Fragmenta, nos puedes explicar cómo surgió este proceso.

Cuando nació Fragmenta, hace precisamente diez años, nos dirigíamos exclusivamente al público adulto: queríamos hacer libros sobre las diferentes tradiciones religiosas, libros de antropología o filosofía que ayudaran a hacerse preguntas y a desmontar prejuicios, buenas traducciones de los textos sagrados o clásicos de las diferentes culturas... con rigor y abiertos a la pluralidad, sin caer en la autoayuda ni en un excesivo academicismo. Los años fueron pasando, creamos nuevas colecciones y, como que nos iban llegando también propuestas de cuentos para niños, un día dijimos: ¿Y por qué no hacemos una colección infantil? Con tres hijos pequeños, conocíamos la experiencia de leer en familia, el poder de los cuentos, la maravilla de volver a ellos una y otra vez, de reírnos juntos, de seguir hablando más allá de ellos…

¿Con qué intención nace?

Petit Fragmenta nace en la misma línea de Fragmenta: ayudar a hacerse preguntas, a conocer lo lejano, a desarrollar la creatividad y la capacidad crítica, a acercarse al arte y a la belleza de la vida. Para muchos niños, los libros constituyen su primer museo, por eso es muy importante cuidar la calidad de las ilustraciones, la tipografía y ser también muy cuidadosos con el texto y todo lo que se quiere transmitir. Un libro puede abrir mundos, llevarnos muy lejos. Por eso, cada álbum ilustrado que publicamos contiene, al final, una Guía de lectura que, más que dar respuestas, intenta plantear preguntas y enseñar a los padres o maestros la importancia de dialogar con los niños y ayudarles a pensar

¿Cuáles son las premisas de la editorial?

Nos gusta empezar con los proyectos des del principio, cuando solo hay un texto o incluso una idea, una intuición. Si nos decidimos a publicar ese cuento, entonces es el momento de encontrar un ilustrador. Cada texto despierta un determinado imaginario visual y ése es un momento muy delicado, el de buscar quien puede comprender y llevar más lejos esa historia. Cuando hacemos la propuesta y el ilustrador la acepta y se enamora del texto, nos sentamos todos alrededor de una mesa, compartimos cómo lo vemos. Cada uno explica sus intenciones, las imágenes que le suscitan las palabras... Es muy importante este primer encuentro para alinear el barco en la misma dirección. ¡Tiene que haber sintonía, emoción conjunta, ilusión! Todo el proceso seguirá en un intercambio continuo de esbozos, comentarios… Si es el mismo ilustrador quien escribe el texto, esto está ya resuelto de entrada. ¡Y llega un día que nace el libro! Un auténtico parto donde participa mucha gente.

 
 

¿Qué títulos habéis publicado en estos casi dos años? Y, ¿cuáles publicaréis próximamente?

En este año y medio hemos publicado doce álbumes ilustrados que siguen una misma línea pero que son diferentes entre sí. Historias de Nasrudín y Jatakas son compendios de cuentos de dos tradiciones religiosas, respectivamente el sufismo y el budismo (estamos ahora trabajando en un libro de cuentos taoístas). Después tenemos libros como el Respira o el Yoga, que beben de la tradición y que piden para ser experimentados con todo el cuerpo, son libros más “prácticos". Tu canción recoge una leyenda africana, se basa en un cuento de los indios, mientras que El libro del gentil y de los tres sabios adapta el texto de Ramon Llull a los más pequeños. ¿Dónde está la luna? es un cuento actual sobre la creatividad, y Funámbulus, una bonita metáfora que compara la vida con una cuerda donde nos tenemos que equilibrar. El sexto sentido acompaña los niños en el descubrimiento de la interioridad.  También tenemos libros más poéticos como Silencia, escrito a la manera de los haikús, o El día de Ir y Venir, que es un canto entusiasta al movimiento y la danza. Bocababa es un cuento sobre las diferencias y los prejuicios.

 Sabemos que estuvisteis presentes por primera vez en la última edición de la Feria de Bolonia. ¿Cómo valoras la experiencia?

La Feria del Libro Infantil de Bolonia tenía este año, como invitada de honor, la cultura catalana-balear. ¡El ambiente en el stand colectivo del Gremio de Editors era inmejorable! Editores, ilustradores, autores, libreros, bibliotecarios, traductores... todos los eslabones del libro estaban allí, compartiendo experiencias, intentando exportar sus libros a otros países... Para mí fue realmente una inyección de nuevas ideas, de contactos y una confirmación de que nuestra línea interesa.

 

Actualmente se publican libros infantiles que son           una auténtica maravilla!!! Hay pequeñas joyas de arte      que invitan a la interacción o sencillamente a mirar,           a dejarse llevar por los colores, las historias, los viajes     de la fantasía...

 

El libro ilustrado está pasando por uno de sus mejores momentos. ¿Cómo ves la escena literaria infantil actual?

Actualmente se publican libros infantiles que son una auténtica maravilla!!! Hay pequeñas joyas de arte que invitan a la interacción o sencillamente a mirar, a dejarse llevar por los colores, las historias, los viajes de la fantasía... Hay una enorme oferta para todas las edades, y solo hay que escoger bien. Las escuelas de ilustración de Cataluña y de tantos otros países  finalmente están formando a artistas especializados en libro infantil, que ya no son considerados artistas de segunda, sino que empiezan a tener un reconocimiento social.

 ¿Cómo se presenta este Sant Jordi?

Bien, con sol, esperemos… ¡Sant Jordi es una de las fiestas más bonitas de Cataluña donde se respiran libros! Es un día muy importante porque, de repente, todo el mundo es lector, se habla de libros, se recomiendan libros... Evidentemente que hay siempre los bestsellers, pero es fantástica toda la gente que llega a pasar por nuestra parada, en Passeig de Gracia con Mallorca,y se para a ver nuestros libros, nos conoce y entablan conversación con nosotros.

Para acabar, ¿nos puedes recomendar un libro?

Se me hace difícil recomendar solo un libro… Acabamos de publicar El sexto sentido, escrito por Laia de Ahumada y ilustrado por Mercè López. Parte de la constatación que tenemos cinco sentidos para percibir el mundo exterior, pero que si los anulamos... ¡seguimos sintiendo! Por eso debe de haber un sexto sentido que nos ayuda a ver lo que no se ve con estos ojos, a escuchar lo que no oímos... Un libro delicioso sobre la intuición y la interioridad.

 
Triwoods

Triwoods

Fiesta del libro

Fiesta del libro